Saltar al contenido

Visita inesperada

7 septiembre 2009

Este fin de semana que pasó, vino Karina. Pero no vino sola. Facundo también vino visitar a su familia.

Dado que Facu estaba en Buenos Aires, el sábado organizamos una cena en casa. Nada de cocinar, sino que pedimos pizzas, empanadas, cervezas, gaseosas y, por supuesto, helado. Los comenzales: Hernán, Sabrina (la de turno de Hernán), Tatiana, Facundo, Karina y yo.

A Hernán no le cae muy bien Facundo. No se lo habrá cruzado mas de dos o tres veces antes de la cena del sábado, pero el poco contacto que tuvo con él, no fue el mejor. Si se quedó a cenar, fue porque venía Karina y porque no quería ser descortés con la visita, pero se las arregló para rajarse con Sabrina ni bien le dio el último mordisco a su fugazzeta con jamón.

La que tuvo un comportamiento mas impredecible que el de Hernán, fue su hermanita. No sé que le pasaba a Tatu, pero se puso muy cariñosa conmigo esa noche. Se reía de todo lo que yo decía, se sentaba a mi lado cada vez que veía la oportunidad y me hablaba con una dulzura y una confianza que no había utilizado hasta ese momento conmigo. No es que nuestro trato habitual sea frío o distante, pero les aseguro que nunca así de cercano como el del sábado.

No puedo decir que la recontra conozco a Tatu, pero por lo que sí la conozco, tiendo a creer que ese comportamiento se debió a que le gustó Facundo, o que, al menos, le pareció interesante. Entonces jugaba conmigo para llamar su atención.

Lo raro es que, a todo esto, Karina no hacía ni decía nada. Ella no es una mina celosa, pero tranquilamente le podría haber molestado la actitud de Tatu esa noche.

Al terminar la sobre mesa, Facu se marchó a casa de sus viejos, Tatu a su habitación y Kari y yo nos quedamos viendo una peli en el cable. Luego de eso, nos fuimos a mi cuarto e hicimos el amor como conejos, como cada fin de semana que nos vemos. Aunque, esta vez, en una de nuestras sesiones de sexo, confieso haberme imaginado con Tatu.

9 comentarios leave one →
  1. 8 septiembre 2009 00:40

    Para mi puede haber dos motivos, segun mi vision femenina, claro.

    O a Tatu le gusta Facu…o…. cha cha cha chaaaaaan! Le gustás vos! jajajaja!

    Q atrevisión de mi parte! :O :O :O

    De todos modos, lo felicito por derrochar amor… En otro orden de cosas… que tema ese de “imaginar”!!! Dicen que hasta que no hay contacto fisico no es engaño… y yo creo que nunca está de mas alimentar la pasión 😉

    Un besote querido!

    PD: Se me antojó helado, te odio (:

    • 8 septiembre 2009 11:02

      Si, “dicen”, pero…. andá a decirle a tu pareja que te estabas imaginando con alguien mas durante el acto, a ver que pasa. 😉

      Saludos.

    • mirón malicioso permalink
      19 enero 2010 21:45

      ¿Ese emoticón es un señor pelado asomando sobre una tapia, un chino sonriente, unos ojitos con paraguas?

  2. Estefi permalink
    8 septiembre 2009 08:44

    que momento!!! habra sido por el alcohol??? yo que tu novia la agarro de los pelos jaja (yo SI soy celosa)
    igual coincido con andreita… perdon por hacerte la cabeza, pero para mi tambien le gustas vos 😉

    • 8 septiembre 2009 11:03

      ¿Les parece? ¿No sería un demasiado tonto de su parte manifestarlo así, justo cuando estaba Karina presente?

      Saludos.

  3. 8 septiembre 2009 16:04

    Su texto de arriba confirma lo q le dijimos, Sr…

    A veces las chicas somos guachas, pero mejor no aventurar y recurrir a la fuente… no le parece?

  4. 11 septiembre 2009 00:54

    En mi humilde opinión, caballero, la jovencita lo que hizo fue desplegar su plumaje para mostrarle a Karina que ella está detrás de ese “macho” que es usted (hablando en sentido figurado, claro).
    Me suena al antiquísimo rito del cortejo.
    Tenga en cuenta que en nuestro mundo, desde que la mujer consiguió el privilegio de regular a su criterio la preñez (y también desde mucho, mucho antes), la hembra consciente o inconscientemente decidió que entre quedarse sin macho, o compartirlo, prefiere compartirlo.
    Lo ha estudiado la antropología, vea. Y la jovencita juguetona, lo lleva a la práctica.
    No creo que le interese ese tarado cagueta de Facundo (la mujer es un lince para detectar a ese tipo de entes a los que puede usar, pero no respetar), más bien le interesa usted.
    Creo, infiero, supongo, con todo respeto, ¿eh?

    El Profesor

    • 11 septiembre 2009 10:57

      Parece que, a excepción de mi persona, todos creen que Tatu me tiene ganas. Y no sé por qué lo que los demás parecen ver tan claro, a mi se me nubla por completo.
      En cualquier caso…. ¿Hay forma de verificarlo con pequeñas pruebas que pueda hacer? ¿Existe alguna técnica para saber, aunque sea a ciencia incierta, si la muchacha piensa en mi cuando se va a dormir?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: