Saltar al contenido

18 agosto 2009
tags: ,

Este fin de semana que pasó, vino Karina.
La verdad es que, cada vez que ella viene a Buenos Aires, recuerdo por qué estoy enamorado de ella y por qué todos nuestros planes juntos.
Y ni hablar del sexo. Desde que se mudó a Montevideo, el sexo entre nosotros mejoró notablemente. Será que al limitarse las posibilidades de estar íntimamente juntos, cada vez que se da la oportunidad, lo aprovechamos de la mejor manera.
Tan bien me siento con Kari cada vez que viene a Buenos Aires que, cuando estamos en casa, hasta me da la sensación que ella se fija mas en Tatu que yo.

Sin embargo, terminando el Lunes, ya sentía que era hora de que se tomara el buque (¡siempre quise usar esa frase en forma literal!). Como que ya le tomé un poco de gusto a ésto de tener mi espacio. Y eso me preocupa. Me hace tambalear la estantería que sostiene todos esos planes que tenemos.

4 comentarios leave one →
  1. 18 agosto 2009 18:08

    Jajajaa… a que ya te estas imaginando el trio?

    Besos

    D

    • 19 agosto 2009 11:52

      La verdad, no lo había pensado…. hasta ahora, que lo mencionaste y me arruinaste la existencia. ¡Te lo agradezco, eh! 😉

  2. 18 agosto 2009 19:52

    hay momentos y momentos…
    saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: